Esta usted abandonando la página de GSK.

El enlace le llevará a una página mantenida por un tercero, que es el único responsable de su contenido. GSK no controla, no influencia ni aprueba el sitio. Opiniones, quejas o comentarios expresados en este sitio no deben atribuirse a GSK.

Aceptar

Cancelar

Video player requires JavaScript enabled. You can download this video here: http://videos.gskstatic.com/pharma/GSKpro/Spain/twitter-800-418-video-1.mp4

Viviendo con Hiperplasia Benigna de Próstata, ¿conoces los síntomas?

Síntomas 1

En la mayoría de los casos los síntomas se presentan de forma progresiva, por lo que es importante acudir al médico desde el primer momento. Puede darte consejos de salud, tratamiento médico o quirúrgico que mejorarán tu calidad de vida.

  •  Aumento de la frecuencia urinaria diurna, a veces con necesidad urgente y repentina de tener que acudir al baño.
  • Aumento de la frecuencia urinaria nocturna, teniéndose que levantar dos o más veces a orinar por la noche. Estos síntomas (excesiva frecuencia urinaria nocturna y diurna) suelen ser los más frecuentes y los que más alteran la calidad de vida.
  • Dificultad para iniciar o para mantener la micción.
  • Chorro de orina débil que a veces se interrumpe mientras orina.
  • Sensación de vaciado incompleto de la vejiga que puede favorecer las infecciones urinarias.
  • Goteo al finalizar de orinar.
  • Dolor o escozor al orinar.

Es muy probable que los síntomas se relacionen con el crecimiento de la próstata, pero existen otras posibles casusas que el médico tiene que descartar.

Consejos de calidad de vida 1

Es frecuente que los varones a partir de los 45-50 años presenten uno o más síntomas urinarios y no los comenten con el médico. Para mejorar los síntomas urinarios ocasionados por la HBP, es recomendable que siga los siguientes consejos:

Manejo de líquidos

  • Evitar una ingesta excesiva de agua (recomendado: 1.5-2 l/día).
  • Restringir la ingesta de líquidos en momentos específicos (viajes largos, al salir en público) y por la noche (al menos 2 horas antes de acostarse).

Cambios dietéticos

  • Restringir o moderar el consumo de alcohol y bebidas con cafeína.
  • Restringir comidas picantes o ricas en grasas y potenciar dietas ricas en verduras.
  • Evitar el estreñimiento.

Medicación

  • Revisar la medicación y optimizar el tiempo de administración en los momentos de mayor inconveniente (viajes largos y cuando se está en público).

Hábitos miccionales y entrenamiento vesical

  • Extracción del residuo uretral para evitar el goteo posterior a la micción (vaciar/exprimir la uretra mediante compresión del pene, desde la base hacia fuera, al finalizar la micción).
  • Técnicas de reeducación vesical: regular el tiempo entre las micciones durante el día (3h) con micciones programadas, aguantar la sensación de urgencia para aumentar la capacidad de la vejiga (hasta unos 400ml).
  • Uso de técnicas de distracción y de relajación para controlar los síntomas irritativos.
  • Técnica de doble vaciado vesical (mantenerse en pie uno o dos minutos tras la micción e intentar una nueva micción para vaciar completamente la vejiga).

Estilos de vida

  • Reducir peso en caso de sobrepeso/obesidad.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular.
  • Corregir/controlar los trastornos de movilidad y funcionales.

Si deseas conocer más información, consulta con tu médico.

Referencias:

  1. Brenes FJ, Brotons F, Cozar JM, et al. Criterios de derivación en HBP para AP, 5G. 4ª ed. Madrid: JF MAGUIRE S.L.; 2019.