Esta usted abandonando la página de GSK.

El enlace le llevará a una página mantenida por un tercero, que es el único responsable de su contenido. GSK no controla, no influencia ni aprueba el sitio. Opiniones, quejas o comentarios expresados en este sitio no deben atribuirse a GSK.

Aceptar

Cancelar

Todo sobre el Lupus Eritematoso Sistémico

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad compleja e impredecible, pudiendo afectar a cualquier persona en cualquier momento. Sin embargo, cada persona puede convivir con la enfermedad de un modo diferente, siendo de vital importancia contar con un cuidado y tratamiento adecuados que posibiliten un mejor control sobre la enfermedad y una mayor calidad de vida. 1

Entiende la naturaleza de tu lupus 1

Conocer las causas que pueden producir un empeoramiento de los síntomas es importante para ayudar a reducir el impacto del LES. El estrés, la falta de sueño, la exposición solar, las infecciones o la falta de adherencia a tus tratamientos son algunos de los factores que podrían desencadenar un nuevo brote.

¿Qué es un brote?

Se denomina brote a la aparición repentina de nuevos síntomas en un paciente previamente controlado. Un brote supone un cambio brusco en tu estado de salud, detectarlos a tiempo es fundamental para impedir que influyan en tu calidad de vida.
Actualmente el LES no tiene cura, pero un control de sus brotes es fundamental para convivir con la enfermedad. Existen medidas tanto farmacológicas como no farmacológicas que te ayudarán a prevenirlos y sentirte mejor.

Frena los brotes

  • Cuanto menos estrés, mejor
    Evita una sobrecarga de trabajo y no sacrifiques el descanso, aunque te sientas bien. Es importante reducir la ingesta de cafeína por la tarde o la noche, no prolongar las siestas durante el día y no abusar de dispositivos electrónicos antes de dormir.
  • El sol, ¿un enemigo del lupus?
    El sol puede provocar erupción cutánea entre otros síntomas en los pacientes con LES. Evita la exposición solar en la franja horaria en la que la radiación solar es más intensa (11-18h) y procura vestirte con pantalones largos, manga larga y gorro cuando la temperatura lo permita, además de utilizar crema fotoprotectora.
  • A mayor higiene, mayor control
    Algunos pacientes con LES son tratados con medicamentos que disminuyen la respuesta del sistema inmune, por ello es conveniente tomar precauciones lavando tus manos a menudo y evitando aglomeraciones. De esta manera, minimizarás los riesgos de infección.
  • Come bien, siéntete bien
    Una dieta adecuada y un plan de ejercicio físico disminuyen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, común en pacientes con LES, además de reducir cualquier exceso adicional de peso en tus articulaciones. Por otro lado, es importante evitar fumar y beber alcohol en cantidades excesivas, podrían empeorar tu lupus.
  • Tu medicación, la mejor aliada
    Toma tus medicamentos todos los días, son lo que mantienen los síntomas bajo control. El lupus puede ser muy astuto, no dejes que tome ventaja.
  • Lupus en hombres
    9 de cada 10 pacientes con LES son mujeres, por lo que si eres un hombre con lupus puedes sentir una mayor incomprensión. Nadie sabe qué causa el Lupus, pero es probable que se deba a una combinación de factores genéticos y ambientales. Algunos expertos creen que las hormonas sexuales, estrógenos y andrógenos, podrían estar relacionados con su aparición. Las mujeres producen más estrógenos y menos andrógenos que los hombres, pudiendo estar los primeros relacionados con el LES y los segundos ser un factor protector.
    Generalmente los hombres con LES experimentan los mismos síntomas que las mujeres, aunque en ocasiones son más severos. Existen foros exclusivos de hombres con LES, que quizá puedan ayudarte a entender mejor la enfermedad.
  • Lupus y embarazo
    Muchas mujeres con lupus tienen embarazados seguros y exitosos. Es solo cuestión de tomar la decisión en el momento correcto, cuando tus síntomas sean leves o ausentes, y hacerlo de manera controlada informando a tu médico.
    Hay que tener en cuenta que muchos medicamentos indicados para el tratamiento del lupus pueden estar contraindicados en el embarazo. Por ello, tu médico siempre debe dar el visto bueno para quedarte embarazada y hacerte un seguimiento por si los síntomas de la enfermedad empeoran con el embarazo.
En recursos aparece otra frase, habría que unificar

Referencias:

  1.  National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases (NIAMS), National Institutes of Health, US Department of Health and Human Services. Lupus: A Patient Care Guide for Nurses and Other Professionals. NIH publication. Bethesda. 2006;3: 06-4262.