Esta usted abandonando la página de GSK.

El enlace le llevará a una página mantenida por un tercero, que es el único responsable de su contenido. GSK no controla, no influencia ni aprueba el sitio. Opiniones, quejas o comentarios expresados en este sitio no deben atribuirse a GSK.

Aceptar

Cancelar

Todo sobre la Tosferina

¿Qué es la tosferina?

La tosferina es una enfermedad infecciosa altamente contagiosa que afecta a las vías respiratorias. En los adolescentes y los adultos suele ser más leve, pero los menores de 4 meses de edad son el grupo más vulnerable, con frecuentes complicaciones e incluso mortalidad. Al principio se manifiesta como un resfriado común pero cuando la enfermedad progresa aparecen episodios de tos persistente que pueden dificultar la respiración o causar vómitos.1

¿Cuáles son las causas de la tosferina?

La tosferina es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Bordetella pertussis.2
Se transmite por contacto directo con las personas infectadas a través de secreciones respiratorias o de gotitas de saliva generadas al hablar, toser o estornudar.
1,3

¿A quién afecta?

La tosferina es una enfermedad que afecta a cualquier edad, desde niños hasta adultos. Sin embargo, algunos grupos de la población presentan un mayor riesgo de sufrir complicaciones y de transmitir la infección a individuos que están en riesgo de sufrir tosferina grave:4

  • Los recién nacidos son los más vulnerables, pudiendo ser causa de ingreso hospitalario por neumonía o por insuficiencia respiratoria debido a falta de oxígeno.5
  • Las mujeres embarazadas en las tres últimas semanas de gestación, ya que pueden transmitir la infección al recién nacido.4
  • Las personas con afecciones respiratorias crónicas, asma o EPOC, también son más susceptibles a la tosferina 6 y en estos pacientes, puede aumentar la necesidad de hospitalización.7
  • Dentro de los adultos, los mayores de 65 años presentan un mayor riesgo de hospitalización.8

¿Por qué los recién nacidos son más vulnerables a la tosferina?

Los primeros 3-4 meses de vida son el período de mayor riesgo de mortalidad por tosferina, dado que hay una mayor probabilidad de desarrollar complicaciones de la enfermedad, fundamentalmente porque la primera dosis de la vacuna se administra a los 2 meses de vida.9

Muchos bebés contraen la enfermedad de sus propios padres, hermanos mayores u otras personas que los cuidan, quienes a veces ni siquiera saben que tienen la enfermedad. De hecho, más del 80 % de los casos de contagio provienen de un adulto que convive con el bebé.1

¿Los adultos también son vulnerables a la tosferina?

La tosferina afecta a todas las edades, incluidos los adultos, un grupo de edad donde se está registrando un aumento de casos en los últimos años.10 Dentro de la población adulta, los adultos mayores de 50 años son más susceptibles de contraer enfermedades infecciosas como la tosferina debido a la disminución de la inmunidad relacionada con la edad, conocida como inmunosenescencia.11,12

¿Cómo se diferencia de un resfriado?

Los síntomas iniciales de la tosferina son similares a los del resfriado común. Después de 1 o 2 semanas pueden aparecer los ataques de tos característicos. A diferencia del resfriado común, los ataques de tos persisten durante varias semanas seguidas.1

¿Cuándo puede contagiarse la enfermedad?

La tosferina es contagiosa desde el inicio de la fase catarral hasta las primeras 2 semanas después del inicio de la tos persistente (aproximadamente 21 días) o hasta 5 días después de haber iniciado un tratamiento antibiótico eficaz.13

¿Cómo se puede prevenir la tosferina?

Consulte con su médico para más información sobre la prevención de la tosferina en todas las edades.

Super V

Viajar Sano

Únete a nuestra pasión por la prevención

Referencias:

  1. Comité Asesor de Vacunas. En Familia AEP. Tosferina. Acceso abril 2021. Disponible en: https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/tosferina-que-es
  2. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Pertussis. In: The Pink Book, Hamborsky J, Kroger A, Wolfe S (Eds). 13th ed. Washington D.C. Public Health Foundation, 2015. pp. 261–278.
  3. Kandeil W, Atanasov P, Avramioti D, et al. The burden of pertussis in older adults: what is the role of vaccination? A systematic literature review. Expert Rev Vaccines. 2019;18(5):439-455.
  4. Centro Nacional de Epidemiología. Instituto de Salud Carlos III. Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Protocolos de enfermedades de declaración obligatoria. Madrid, 2013. Acceso abril 2021. Disponible en: http://gesdoc.isciii.es/gesdoccontroller?action=download&id=08/07/2015-28724e36ba
  5. European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC). Disease factsheet about pertussis. Acceso abril 2021. Disponible en: https://www.ecdc.europa.eu/en/pertussis/facts.
  6. Jenkins VA, Savic M, Kandeil W. Pertussis in high-risk groups: an overview of the past quarter-century. Hum Vaccin Immunother. 2020;16(11):2609-2617.
  7. Mbayei SA, Faulkner A, Miner C, et al. Severe Pertussis Infections in the United States, 2011-2015. Clin Infect Dis. 2019;69(2):218-226.
  8. Karki S, McIntyre P, Newall AT, et al. Risk factors for pertussis hospitalizations in Australians aged 45 years and over: A population based nested case-control study. Vaccine. 2015;33(42):5647-5653.
  9. Comité Asesor de Vacunas. Tosferina en el recién nacido. En Familia AEP. Acceso abril 2021. Disponible en: https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/tosferina-en-recien-nacido
  10. World Health Organization. Pertussis vaccines: WHO position paper – August 2015. Wkly Epidemiol Rec. 2015;35(90):433–460.
  11. Liu BC, McIntyre P, Kaldor JM, et al. Pertussis in older adults: prospective study of risk factors and morbidity. Clin Infect Dis. 2012;55(11):1450-6.
  12. Weiskopf D, Weinberger B, Grubeck-Loebenstein B. The aging of the immune system. Transpl Int. 2009;22(11):1041-50.
  13. Asociación Española de Vacunología (AEV). Tosferina. Acceso abril 2021. Disponible en: https://www.vacunas.org/tosferina/