Esta usted abandonando la página de GSK.

El enlace le llevará a una página mantenida por un tercero, que es el único responsable de su contenido. GSK no controla, no influencia ni aprueba el sitio. Opiniones, quejas o comentarios expresados en este sitio no deben atribuirse a GSK.

Aceptar

Cancelar

Mujer practicando yoga al aire libre

Tanto si te cuesta levantarte, como si lo haces de un salto, una buena rutina matutina puede ser beneficiosa para tu salud diaria1.

Estos son algunos de los hábitos que puedes seguir…

Iconos

SIGUE TU TRATAMIENTO
Si tu médico te ha prescrito medicación de control, deberías incorporarla a tu rutina diaria siguiendo la pauta prescrita. Intenta mantenerla siembre contigo, en tu bolso, escritorio o tu mesilla – al final, acabará siendo un hábito automático.

Iconos

TOMA EL SOL
Sea cual sea la hora a la que te levantas, asegúrate de salir fuera. La exposición natural a la luz solar regula el ciclo del sueño2 e incrementa los niveles de la vitamina D antiinflamatoria – hay evidencia que sugiere que aumentar los niveles de vitamina D puede ayudar a reducir los síntomas del asma3.

Iconos

DESCÁRGATE UNA APLICACIÓN DEL TIEMPO
Si tu asma empeora con el polen, contaminación, frío o calor, ¿por qué no consultarlo previamente? La mayoría de las aplicaciones meteorológicas incluyen información sobre la calidad del aire y niveles de polen.

Iconos

ALIMENTACIÓN SANA
Existen estudios que sugieren que una dieta rica en fruta y verdura fresca puede resultar beneficioso para las personas asmáticas4,5 – y el desayuno puede ser un buen momento para introducirlas, por ejemplo, añadiendo fruta a tus cereales o preparando smoothies.

Iconos

PLANEA TUS ENTRENAMIENTOS
Realizar ejercicio puede ayudar a controlar el asma6. En un estudio del Journal BMJ Open Respiratory Research, las personas que más ejercicio realizaban, estaban 2,5 veces mejor controladas en comparación con aquellas que no realizaban ninguna actividad.
7

Referencias:

  1. Arlinghaus KR, Johnston CA. The Importance of Creating Habits and Routine. Am J Lifestyle Med. 2018 Dec 29;13(2):142-144. doi: 10.1177/1559827618818044.
  2. Halterman JS, Riekert K, Bayer A, et al. A pilot study to enhance preventive asthma care among urban adolescents with asthma. J Asthma. 2011 Jun;48(5):523-30. doi: 10.3109/02770903.2011.576741.
  3. Wright KP Jr, McHill AW, Birks BR, et al. Entrainment of the human circadian clock to the natural light-dark cycle. Curr Biol. 2013 Aug 19;23(16):1554-8. doi: 10.1016/j.cub.2013.06.039. Epub 2013 Aug 1.
  4. Martineau AR, Cates CJ, Urashima M, et al. Vitamin D for the management of asthma. Cochrane Database Syst Rev. 2016 Sep 5;9(9):CD011511. doi: 10.1002/14651858.CD011511.pub2.
  5. Guilleminault L, Williams EJ, Scott HA, et al. Diet and Asthma: Is It Time to Adapt Our Message? Nutrients. 2017 Nov 8;9(11):1227. doi: 10.3390/nu9111227.
  6. Seyedrezazadeh E, Moghaddam MP, Ansarin K, et al. Fruit and vegetable intake and risk of wheezing and asthma: a systematic review and meta-analysis. Nutr Rev. 2014 Jul;72(7):411-28. doi: 10.1111/nure.12121. Epub 2014 Jun 19.
  7. Bacon SL, Lemiere C, Moullec G, et al. Association between patterns of leisure time physical activity and asthma control in adult patients. BMJ Open Respir Res. 2015 Jul 24;2(1):e000083. doi: 10.1136/bmjresp-2015-000083.